contacto@csasesoriapatrimonial.com

(664) 628 3311

Doctor at work in the hospital

Beneficios de los seguros de gastos médicos

Hemos hablado en varias ocasiones sobre la importancia de proteger nuestro patrimonio, de la planificación financiera familiar, e incluso sobre herramientas financieras. Hoy, no obstante, queremos hablar específicamente sobre lo importante que es estar protegido por un seguro de gastos médicos mayores.

Aunque la mayoría de nosotros somos conscientes sobre como la vida puede cambiar de un instante a otro a causa de un accidente o enfermedad (y como está ocurriendo actualmente por la pandemia del COVID-19), no siempre actuamos al respecto de ello.

Es por esto mismo que es importante, e inclusive crucial, contar con la protección financiera correspondiente para ti y tus dependientes financieros. Sin importar cuantos recursos tengas, la realidad es que una enfermedad crónica o un accidente incapacitante puede torcer las finanzas de hasta los más pudientes.

Resolviendo dudas comunes sobre seguros de gastos médicos

Una de las razones por las cuales las personas no adquieren esta protección es por la falta de información o, todavía peor, por la información errónea proveniente de mitos. Por lo tanto, queremos responder algunas de estas preguntas en el artículo, aunque es conveniente hablar con un agente para aprender más al respecto.

¿Qué cubre realmente un seguro de gastos médicos?

Uno de los mayores temores al momento de comprar un seguro es ir a la clínica u hospital por un procedimiento médico, solo para descubrir que esto no se encuentra cubierto y que el pago (en ocasiones exorbitantes) tendrá que salir directamente de nuestro bolsillo.

Sin embargo, este dramático escenario no suele ocurrir por dos motivos. Uno de ellos es que, si entendemos realmente con que protecciones contamos, podremos tomar decisiones en concordancia con ella, mientras que la segunda razón es, simplemente, la amplia cobertura.

Estas pólizas varían enormemente dependiendo de la compañía aseguradora en cuestión, del plan que solicitas, e inclusive de tus condiciones médicas preexistentes. Sin embargo, en términos generales, deben de cubrirse los siguientes gastos:

  • Hospitalización por enfermedad o accidente.
  • Honorarios médicos.
  • Estudios de laboratorio (al ser solicitados para diagnóstico médico).
  • Terapia intensiva.
  • Trasplante de órganos.
  • Tratamientos cardiovasculares.
  • Radioterapia y quimioterapia.
  • Diálisis.
  • Aparatos ortopédicos y prótesis.
  • Servicio de ambulancia.

Cuán extensa es la lista depende, cómo dijimos, de diversos factores. Pero incluso con solamente los factores mencionados, es posible ahorrar miles de pesos en facturas, sin por ello sacrificar tu salud o descuidarla.

¿Cómo trabajan las compañías de seguros?

Otro de los miedos relacionados es no entender cómo funcionan realmente estos seguros (es decir, como se ofrece dicha protección). En términos generales, hay dos posibles funcionamientos, siendo más común el segundo.

Uno de ellos es que tú realices tus gastos médicos en una clínica u hospital independiente, y que, con las facturas e información fiscal correspondientes, redimas el reembolso de tus gastos ya realizados.

La otra posibilidad, que es más común y segura a su vez (además de accesible si no cuentas con los recursos para pagar primero) es a través de una red de médicos especialistas afiliados a ellos.

A través de estos círculos médicos, podrás recibir una consulta directamente sin preocuparte por gastos o porque no recibas atención. Ahora bien, si te recomendamos revisar de antemano la lista de dichos expertos para evitar llamar a la aseguradora con prisa (en caso de emergencia, ¡es mejor llamar para avisar que llamar para comenzar a descubrir donde puedes ir!)

Otros puntos a considerar

Como ya dijimos, cada seguro es único según varios factores. Sin embargo, existen varias protecciones adicionales que se pueden conseguir, en ocasiones por un pequeño gasto adicional y en ocasiones incluidas, que vale la pena considerar.

  • Cobertura de maternidad en caso de complicación y protección al recién nacido en caso de complicaciones o padecimientos genéticos. Esto puede requerir cierta antigüedad en el servicio, así que asegúrate de preguntar de antemano.
  • Cobertura de atención y emergencia médica en el extranjero (es importante consultar los países con protección).
  • Diferentes asistencias, tal como visitas médicas domiciliarias, descuentos con proveedores médicos, o consultas médicas por teléfono.
  • Cobertura para práctica amateur u ocasional de algunos deportes peligrosos.

Como verás, es mucho lo que puedes proteger al contar con un seguro de gastos médicos. Asegúrate desde el principio de informarte bien, conocer las exclusiones de tu póliza (algunos padecimientos o enfermedades), y saber si existen afecciones a las cuales se aplican el tiempo de espera (es decir, cuya cobertura no es inmediata). Esta información será suficiente para poder proteger a ti y a tu familia.